La generación del SÍ a los Grandes Medios Andrés Marí

 

La generación del SÍ a los Grandes Medios
Andrés Marí
Así de claro: ‘te entro a tiros o a cañonazos y todo resuelto, lo dicen los Medios’. Por
ello la prensa atrae con su titular: ‘un empleado descontento mató a 12 personas en
Virginia Beach, EEUU’. Con la noticia nos dan a todos la misma posibilidad de matar
o que nos maten para hallar una solución. Aunque después se hable algo de que fue
un ingeniero que iba a ser despedido, la rotunda creencia de las 3 o 4 Agencias de
Prensa norteamericanas que dominan ‘la esencia del mundo’ ya se impuso. Así EEUU
impone que las masacres cotidianas son la única forma de vivir. ¿Es que estar
‘descontento’ es el mayor tesoro de la vida? Ahora la oscuridad es absoluta.
A ver, por Dios, ¿qué es esto? Esto sí es muy claro, porque esto es el sistema que
somos nosotros al no saber consensuar un pensamiento global que nos dignifique a
todos y que las personas, los Estados y los pueblos se ayuden mutuamente con sus
originales creencias sobre la vida y cómo titularlas. Este es el más grande desafío que
enfrentamos cada día. Todos vivimos en el mismo planeta que sufrimos y a todos nos
convoca el sufrimiento. Si nos sometemos a un sistema unilateral quedaremos
atomizados en inútiles escaramuzas que nos fertilizan la indiferencia hacia los demás
y la impotencia para buscar soluciones globales.
Por ello EEUU aplica nuevas sanciones a Cuba y le impone a los ciudadanos, a los
Estados y a los pueblos la respuesta: el SÍ naturalmente. Así EEUU les facilitará sus
intentos de vivir matándose en sus encuentros, paseos, meriendas y con cualquiera
otra cosa que se les ocurra porque todo es Política y si no participamos de ella, ya no
es solo que “otros la hacen por nosotros” como comúnmente se repite, sino que si no
decimos ni hacemos nada en ella es que le hemos dicho SÍ a la soledad, a la muerte y
a los Medios. En fin, amigos míos, si creemos bueno pertenecer a la generación del
SÍ a tiros o a cañonazos que nos dan los Medios, en cualquier momento estaremos en
la próxima masacre y el NO ya será muy tarde.