¡Hay que aclarar si habrá rodillas en tierra! Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivint

¡Hay que aclarar si habrá rodillas en tierra!

Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivint

De la Constitución del 78, influida oportunamente por el terror de la dictadura franquista, se desprendió la organización del Reino de España y así se proclamó el inicio de la democracia. Esto permitió que en diversas fechas los partidos políticos mayoritarios (PP y PSOE) pactaran la interpretación fundacional del Estado. Por mucho que hubiera una mayoría de ciudadanos a favor de un referéndum para decidir entre la monarquía y la república, ya eso estaba decidido por las élites herederas del antiguo régimen y todos los españoles, por la exigencia de esas cúpulas a realizar una transición tranquila, aprobaron una Carta Magna con una genuflexión frente a sus majestades.

Y así sucedió en múltiples otros aspectos, como aquella reforma que el PP y el PSOE aprobaron en una madrugada para fijar el tope del déficit y una deuda máxima que no afectara a los mercados. Ya había un largo historial de luchas populares que llega a su cenit con el conflicto independentista catalán. El pueblo, los ciudadanos, la gente, los conjurados o como se les quiera llamar, reclaman su derecho a arreglar la Constitución. Esto es el gran problema de España que, en vista del bipartidismo político que paraliza a la sociedad española, quiere imposibilitar ese derecho.

Según el PP, C’s y el PSOE hay que arrodillarse. Y se sabía que iban a intervenir el 1-O. Como no se les hizo caso, reprimieron, pero no solo a las personas, sino a todo el territorio catalán. Hasta el que no es independentista, pero sintió alguna curiosidad y pasó por un colegio, cogió su porrazo. Por eso el discurso del rey criminaliza a los reprimidos. Felizmente desde Catalunya se volvió a pedir un diálogo, siendo esta acción un hecho sobresaliente del independentismo. Pero, no, PP, C’s, PSOE y la Corona de los 4 reyes que sostenemos quieren que se aclare si habrá rodillas en tierra. No hay que empujar a nadie a nada, pero sí saber si los porrazos forman parte de una constitución que nunca el pueblo podrá cambiar sin permiso del PP y el PSOE.

Socio-político-religioso