El espejo de dos caras Jesús, maestro del pueblo.Por Faustino Vilabrille Linares

 

 

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

El espejo de dos caras

Jesús, maestro del pueblo

Comentario al Evangelio 12 de noviembre 2017

Mateo 25,1-13:

Dijo Jesús a sus discípulos esta parábola: “El Reino de los Cielos se parece a diez doncellas que tomaron sus lámparas y salieron a esperar al esposo. Cinco de ellas eran necias y cinco sensatas. Las necias, al tomar las lámparas, se dejaron el aceite; en cambio, las sensatas se llevaron alcuzas de aceite con las lámparas. El esposo tardaba, les entró sueño o todas y se durmieron, A medianoche se oyó una voz: “¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!” Entonces se despertaron todas aquellas doncellas y se pusieron a preparar sus lámparas. Y las necias dijeron a las sensatas: “Dadnos un poco de vuestro aceite, que se nos apagan las lámparas”. Pero las sensatas contestaron: “Por si acaso no hay bastante para vosotras y nosotras, mejor es que vayáis a la tienda y os lo compréis”. Mientras iban a comprarlo, llegó el esposo y las que estaban preparadas entraron en el banquete de bodas, y se cerró la puerta. Más tarde llegaron también las otras doncellas, diciendo: “Señor, señor, ábrenos”. Pero él respondió: “Os lo aseguro: no os conozco”. Por lo tanto, velad, porque no sabéis el día ni la hora”.

Si una vela enciende a otra vela, las dos reciben y dan

más luz

 

1.-Toda persona debe ser consciente del valor y la importancia de su vida y por tanto responsable de pasar por el mundo haciendo el bien, a todos los hombres y a toda la creación, analizando y pensando con detenimiento y en profundidad todo lo que sucede en cualquier realidad concreta. Actualmente andamos a tal velocidad que la acción no nos deja tiempo para la reflexión o también porque ocupamos la mente y el corazón, durante mucho tiempo, en cosas superficiales que nos evaden de lo fundamental. Por ejemplo, basta ver las audiencias de TV: los programas más superficiales y más evasivos son los de más audiencia, con hegemonía absoluta del fútbol: de las 50 emisiones más vistas en 2016, 48 corresponden al fútbol, que sin duda hoy es el opio del pueblo, además de las drogas, los botellones, etc. Cada español pasa una media de 4 horas diarias viendo TV, la mayor parte en programas de evasión.

Ya en sus tiempos Lope de Vega, observando que iba más gente al teatro cuando se representa una obra floja y superficial que no cuando era una obra de calidad y de valor, escribió: “el vulgo es necio y pues lo paga, es justo hablarle en necio para darle gusto”.

Lamentablemente hoy sigue pasando mucho de esto. El ejemplo del fútbol es evidente: alrededor del mismo se mueve un gran negocio, también amasado en mucha corrupción, la cual no le pasa factura. Al capitalismo, para el cual solo existe el dinero puro y duro, no le importa en absoluto, aunque es objetivamente mucho más útil a un país un sencillo fabricante de escobas que un habilidoso dando patadas a un balón que no produce absolutamente nada, y que no sirve para nada. Pero como nos hacen ser necios, aunque no lo seamos, pues lo pagamos…

Es muy importante el deporte para los niños y los jóvenes, pero no aquellos pasivos, que además suscitan furia, violencia, evasión, corrupción, e incluso dolor, sufrimiento y hasta muerte. Deporte activo, participativo y no mero espectáculo.

2.-Protagonistas: En esta parábola de hoy Jesús habla de dos protagonistas: los sensatos, las cinco jóvenes sensatas, activas y críticas, que pensaron a dónde iban y se prepararon para hacerlo bien y por eso entraron al banquete; y los necios, las otras cinco jóvenes insensatas, pasivas e ingenuas que no pensaron a donde iban, sino solo en divertirse, sin prepararse para hacer bien su trabajo: quedaron fuera del banquete. Nosotros, y en particular los cristianos, ¿a qué grupo pertenecemos?

3.-Jesús era un hombre del pueblo, que se dedicó a abrir los ojos a la gente para que no se dejara manipular por nadie y menos por la religión oficial y sus representantes oficiales, que entonces eran una gran carga para la gente. Jesús fue el primero en liberarse a sí mismo de aquella religión judía opresora y sus representantes, y además ser Gran Maestro de Fraternidad, Gran Maestro de Amor, Gran Maestro de Igualdad, Gran Maestro de Perdón, Gran Maestro de Compasión, Gran Maestro de Acogida, Gran Maestro de Salud, Gran Maestro de Paz, Gran Maestro de Vida para todos y para todo. De estas importantísimas y maravillosas asignaturas todos podemos ser maestros, que en practicarlas y enseñarlas encontraremos la mayor felicidad para nosotros, para los demás y para toda la Creación.

4.-Religiosidad liberadora: Toda religiosidad auténtica no puede ser onerosa para nadie. La religión tiene que ser lo más libre que existe, generadora de libertad. Nadie tiene derecho a quitarnos la libertad y sí obligación de respetar nuestra plena libertad de conciencia, pues ahí dentro solo puede entrar Dios.

Por tanto, muy lejos de ser ingenuos, tenemos que ser profundamente críticos con toda la realidad que nos rodea como lo fue Jesús y ser luz que llegue e ilumine a toda la realidad de este mundo.

5.-Espejos de doble cara: Tenemos que ser como espejos de doble cara: por una cara reflejar con la mayor fidelidad y claridad a Jesucristo y su mensaje, y por la otra cara la realidad que nos rodea, para que esta, iluminada por aquella, sea cada vez más fiel a la plenitud del hombre y de la creación para este mundo y para la vida para siempre, pues todos y todo estamos llamados a esa plenitud de vida como la aspiración más profunda de todo nuestro ser.

Un abrazo muy cordial a tod@s.-Faustino

Para finales de la semana que viene esperamos poder enviaros a tod@s los proyectos de cooperación para 2018, que aspiramos a que sean una gozosa realidad a lo largo de ese nuevo año en Ruanda y Guatemala. Ya os adelantamos la mayor gratitud por vuestra colaboración. Van a contribuir a una vida un poco más digna para miles de personas.

 

Socio-político-religioso