Todas las entradas de: juhejoster240636

El independentismo catalán entre el error y el mal.Por Andrés Marí

 

El independentismo catalán entre el error y el mal
Andrés Marí
La farsa judicial contra el independentismo catalán maneja su show mientras los
acusadores van con su ley y los acusados penetran en sus grietas. Creen los acusados
y sus defensas que las han hallado para exigir la absolución, y creen los acusadores y
sus testigos que si han aparecido es porque al mismo tiempo que hacen invencibles
los postulados de los acusados, también hacen invencible la calidad del Sistema. La
absolución o la condena dependerá del arreglo que dignifique la ley capital: en el
Sistema no hay grietas, sino Libertad, Democracia y un Estado de Derecho acorde
con el ejemplar paradigma capitalista.
Todos los pueblos poseen el irrenunciable derecho a activar sus dignos proyectos de
vida sin ser demonizados, sancionados o exterminados. He aquí el gran reto del
independentismo más popular y de todos los pueblos en pie: abrir la embestida que
trae la resistencia emancipadora. Por ello el nuevo paradigma que pueda anunciarnos
una nueva y mejor época para la humanidad no puede depender jamás de la buena
salud del Sistema Capitalista, porque su fin último es quitar fuelle a la levantada de
los pueblos y desterrar la esperanza en la solidaridad entre ellos.
Unos vamos con unas ideas y otros van con otras. Unos llegan al error buscando el
bien para todos con la firme creencia de que es probable, y otros llegan al mal
creyendo que el bien es limitado y no es razonable su proliferación, ya que la vida
debe moverse dentro de lo posible y es mejor no arriesgarse demasiado, so pena de
llegar al mal para todos. Si esto es así, ¿qué distancia hay entre el mal y el error? La
respuesta puede ser complicada si demoramos mucho en darla, aun cuando sabemos
que las luchas humanas no se acabarán nunca, pero es bastante sencilla si
respondemos con otra pregunta: ¿quién no quiere salvarse? Es entonces cuando un
simple aliento prevalece: solo la firmeza más absoluta para salvarnos todos, aunque
caigamos en múltiples errores, es lo que puede evitar que el mal nos extermine a
todos.

LA ASCENSIÓN DE JESÚS,MAESTRO DE VIDA.Por Faustino Vilabrille Linares.

 

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes
LA ASCENSIÓN DE JESUS, MAESTRO DE VIDA
Ser de la tierra
Mateo 28,16-20
Los Once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado.
Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús
les dijo: «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced
discípulos de todos los pueblos bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo
y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y
sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo».
1.-Todos los seres vivos deseamos profundamente ser felices. La alegría, las
fiestas, las celebraciones felicitantes, los encuentros con quien amamos y con
quienes nos aman nos hacen sentirnos bien y a gusto. Así estaban los
discípulos de Jesús después de su resurrección. Pero El con su resurrección y
ascensión, que no son otra cosa que su triunfo total, se va y los deja en tierra.
¿Por qué?
Todos aspiramos a triunfar. Jesús también, pero El lo hizo por su
compromiso por los grandes valores que el hombre necesita para vivir
dignamente en este mundo, como la justicia, la fraternidad, la igualdad, el
amor, la solidaridad, el trabajo, el bien común, la educación, el compromiso
con la Tierra. Jesús se hizo Tierra, fue Tierra, vivió en la Tierra, vivió de la
Tierra. Asumió en todo la condición humana, la condición humana de los más
pobres, de los más desgraciados, la condición de los esclavos, pasando por
uno de tantos, acabando su vida como una de las personas más desgraciadas
de este mundo, perseguido, traicionado por uno de los suyos, condenado a
muerte, torturado y ejecutado con la peor pena de muerte, morir clavado
a una cruz traspasado por el sufrimiento, hasta sentirse abandonado de Dios,
del cual El había hablado tan bien y en el que tenía tanta confianza, hasta el
punto de decirle “¡Dios mío, Dios mío, por qué me has abandonado!”
Jesús no fue maestro de ninguna asignatura, pero fue un:
-gran maestro de vida: “yo he venido para que todos tengáis vida y vida
en abundancia”;
-gran maestro de amor: “amaos unos a otros como yo os he amado”;-gran maestro de justicia: “dichosos los que tienen hambre y sed de
justicia”;
-gran maestro de fraternidad: “a nadie llaméis señor sobre la tierra
porque todos vosotros sois hermanos”;
-gran maestro de la amistad: “vosotros sois mis amigos porque nadie
tiene amor más grande que el que da la vida por los amigos”;
-gran maestro de esperanza: “seré perseguido, condenado a muerte y
crucificado, pero al tercer día resucitaré”;
-gran maestro de fortaleza: “Padre, aparta de mi este cáliz de
sufrimiento, pero no se haga mi voluntad sino la tuya;
-gran maestro de compasión: “me da lástima de esta gente, porque
andan como ovejas que no tienen pastor”;
-gran maestro de fe: “Padre, yo sé que tu me escuchas siempre”;
-gran maestro de luz: “yo soy la luz del mundo, quien me sigue no anda
en tinieblas”;
-gran maestro de humanidad: “recorría Jesús toda Galilea curando toda
enfermedad y toda dolencia en el pueblo”;
-gran maestro de humildad: “no he venido para ser servido, sino para
servir y dar mi vida por todos”;
-gran maestro de igualdad de género: “Iba Jesús por ciudades y pueblos
acompañado de los doce apóstoles y algunas mujeres, María Madalena,
Juana, Susana, y otras muchas que le servían con sus bienes”;
-gran maestro de fortaleza y valor: “Jesús se adelanta y les pregunta: ‘¿a
quién buscáis?’ Contestan: ‘a Jesús Nazareo’. Díceles Jesús: ‘Yo soy’”;
-gran maestro de compromiso: “Yo soy el buen Pastor: conozco a mis
ovejas, y mis ovejas me conocen a mí, y doy mi vida por las ovejas”;
-gran maestro de la verdad: “yo soy la verdad, la verdad os hará libres”
-gran maestro de predilección por los pobres: “dichosos los pobres,
porque vuestro es el Reino de los Cielos”;
-gran maestro de la dignidad humana: “el más pequeño entre vosotros
será el más grande en el Reino de los Cielos”;
-gran maestro del perdón: “Padre perdónales porque no saben lo que
hacen”;
-gran maestro de paz: “dichosos los que trabajan por la paz”;
-gran maestro de misericordia: “dichosos los misericordiosos porque
alcanzarán misericordia”.
-gran maestro del sentido trascendente de la vida: “Yo soy la
resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá.»-gran maestro del valor de lo pequeño: “el que dé tan solo un vaso de
agua no quedará sin recompensa”.
-gran maestro de salud: “paso por el mundo haciendo el bien, curando
toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo”.
Una cosa son los conocimientos, pero otra la sabiduría. En el mundo
actual hay muchos conocimientos, pero muchas veces faltos de sabiduría, de tal
manera que se utilizan para hacer bien el mal como las armas de guerra, la
explotación de la naturaleza, enriquecerse a costa de los demás. Las enseñanzas
de Jesús no son de conocimientos técnicos, pro sí son las más importantes y
sublimes enseñanzas de sabiduría que ha conocido la humanidad para hacer
un mundo más bueno, más justo, más humano, más alegre, más feliz y
felicitante, más lleno de vida.
Por todo ello, Jesús se hizo infinitamente digno de la plenitud de la
Resurrección y la Ascensión. Ahora nos toca a nosotros seguir su camino:
“ejemplo os he dado para que hagáis vosotros lo mismo”. Para eso dejó
Jesús a los discípulos en la tierra, y para eso mismo estamos nosotros en
ella. Como Jesús tenemos que ser Tierra, hacernos Tierra, vivir en la Tierra,
salvar la Tierra, y con ella asumir en todo la condición humana, la condición
humana de los más pobres y necesitados, de los más débiles e indefensos,
incluida la misma Tierra.
Todos esos grandes valores que Jesús practicó y enseño, son plenamente
universalizables. Tarea nuestra es hacer que o sean, y hacer la vida más digna a
todo ser humano y a toda la creación. Así triunfaremos juntos unos con otros
para esta vida y para la plenitud definitiva.
Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

NUEVAS ELECCIONESAcudamos a votar con verdadera satisfacción.Faustino Vilabrille Linares

 

Querid@s amig@s colaboradores y cooperantes en la lucha por un mundo mejor

NUEVAS ELECCIONES

Acudamos a votar con verdadera satisfacción

En muy poco tiempo estamos de nuevo a las puertas de unas nuevas elecciones. Por desgracia en este mundo cada vez manda más el poder del dinero, que el poder político, hasta el punto de que la facturación de grandes empresas como DAIMLER, AT&T, WAL-MART, EXXON MOBIL, CHINA CONSTRUCTION, TOYOTA, VOLKSWAGEN, etc. es más grande que el PIB de países como Hungría, Eslovaquia, Polonia, Finlandia, Ucrania, Portugal, Grecia y otros.

Esto nos indica que nuestras democracias, como decía Saramago, son una falacia, porque quien manda, aunque sea por detrás, realmente es el dinero, y a los financieros del dinero no los elegimos los ciudadanos, sino que ellos nos eligen a nosotros para hacernos consumistas y que dócilmente consumamos los productos de sus empresas, y así ellos crecer cada vez más, acumulando más poder en el dinero, y menos en el Estado que es el que debe garantizar por lo menos los servicios básicos a todos los ciudadanos: sanidad, educación, seguridad social, servicios sociales, comunicaciones públicas, promoción y desarrollo comunitario, seguridad ciudadana, promoción cultural y asociativa, etc.

El poder de un Estado democrático es público y debe estar al servicio de los ciudadanos, pero el poder del dinero es privado y está al servicio de los más grandes, y lo que busca es tener más.

Por tanto debemos acudir a votar, para dar el mayor poder posible al Estado, que es el que nos puede garantizar unas condiciones dignas de vida. Quien dice: “yo no voy a votar, paso de política, no quiero saber nada de política”, solo por eso ya está haciendo política porque está dejando las manos libres el poder del dinero para que los poderosos del dinero tengan más capacidad de manipularnos, utilizarnos, aprovecharse de nosotros, y en cambio el Estado tenga menos poder y menos capacidad de garantizarnos los servicios públicos y universales que todos necesitamos.

Así, pues, todos a votar. ¿A quién? A aquellas opciones que creamos que son las más comprometidas con lo público, con los Derechos Humanos, con las clases más necesitadas, con el ejercicio real de los derechos civiles, sociales y políticos de todos los ciudadanos, con el feminismo, con la equidad y erradicación de la violencia de género, la protección del medioambiente, la lucha contra la desigualdad, el desempleo y la precariedad laboral, dos cosas estas últimas que tanto están haciendo sufrir a la juventud.

No está difícil saber cuáles son las opciones políticas más comprometidas con estos objetivos para darles nuestro voto, y para los que intentamos ser, al menos un poco fieles al Mensaje de Jesús de Nazaret, tampoco tenemos difícil elegir lo que es más coherente con su Evangelio.

Por tanto, todos a llenar las urnas en busca del bien común, conscientes de que el amor a los demás que Jesús nos mandó practicar, ni cansa ni se cansa. Por tanto acudamos a votar con verdadera satisfacción.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

La señal del cristiano es el Amor.Faustino Vilabrille

La señal del cristiano es el Amor
Que lo tenemos que expresar siendo manos de Dios, pies de Dios, ojos
de Dios, oídos de Dios, brazos y abrazos de Dios, boca de Dios, como lo
fue Jesucristo sobre todo para los más empobrecidos y necesitados de
la Tierra, pero donde hay un ser humano haciendo daño a si mismo o a
otra persona ahí hay otro Judas traicionando a Jesucristo, porque para
Dios cada ser humano somos Jesucristo.
Qué pensar de algunos Cardenales como Gerhard Lutwig Müller,
Robert Sarah o Brandmüller y algunos Obispos y falsos teólogos que los
secundan y que se oponen con furia al Papa Francisco que intenta hacer
reformas elementales en la Iglesia que la vuelvan por lo menos un poco
más coherente con el Evangelio. Parece que todavía no han descubierto
cual es la señal del cristiano. ¡Qué hicieron ellos más que mirar para otro
lado ante el abominable crimen de la pederastia y le dejaron a Francisco
en las manos esta terrible patata caliente!
Comentario al Evangelio de Juan 13,31-33a.34-35
Cuando salió Judas del cenáculo, dijo Jesús: «Ahora es glorificado el
Hijo del hombre y Dios es glorificado en él (Si Dios es glorificado en él
también Dios lo glorificará en sí mismo: y pronto lo glorificará). Hijos
míos, me queda poco de estar con vosotros. Os doy un mandamiento
nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado. La señal por
la que conocerán que sois discípulos míos será que os amáis unos a
otros».1.-Hay demasiados Judas en este mundo, demasiados traidores y
traicionadores, que hacen mucho daño, porque casi siempre saben hacer bien el
mal y por eso el daño es aun mayor. Por el contrario hay quienes saben hacer
bien el bien, y por eso el bien que hacen es muy grande. A este grupo
perteneció Jesús de Nazaret, que «pasó haciendo el bien y curando a todos
los oprimidos por el mal porque Dios estaba con El», nos cuenta el
Evangelista Lucas. Pero donde hay un ser humano haciendo daño a si mismo o
a otra persona, ahí hay otro Judas traicionando a Jesucristo, porque lo traiciona
en los seres humanos que somos Su presencia.
¿Quiénes son los grandes judas de nuestro tiempo? Ya los hemos
nombrado muchas veces, todos los tenemos en la cabeza. Son los principales
responsables de casi todos los males y grandes sufrimientos que hay en el
mundo. Hoy los dejamos en paz, aunque viendo el mal que causan parece que
no lo merecen…
Pero también hay pequeños judas, a veces no tan pequeños, que somos
cada uno de nosotros, unas veces porque secundamos a los grandes judas
tomándolos como modelo de hombre y queriendo ser como ellos, y otras veces
porque nos hacemos abundantes maldades unos a otros. Por ejemplo:
-Entre los EE.UU. China, Alemania, Italia, Japón, Francia y España gastamos
al año 30.395 millones de euros en helados, mientras casi 800 millones de
personas carecen de un bocado de pan, entre las que están 217 millones de
africanos que no disponen de 1 ó 2 euros al día, muchos enfermos de
tuberculosis o sida, a los que casi no sirve de nada darles medicamentos para
curarse, porque es darlos a estómagos vacíos, y así no funcionan; y en España,
en 2018, tenemos nada menos que 8,6 millones de personas en exclusión
social, de las cuales unos 4 millones sufren exclusión social severa (Informe
Foesa-Cáritas).
-Gastamos en perfumes unos 25.808 millones de € mientras unos 844
millones de personas no tienen un servicio básico de agua potable y 4500
millones carecen de saneamiento, lo que supone la muerte por diarrea de 990
niños al día, menores de 5 años.
-Nos gastamos en bebidas alcohólicas de alta graduación nada menos que
253.126 millones de euros, mientras cientos de miles de personas se alimentan
de hojas, raíces y cortezas de árboles. Aquí tiramos las mondas de la fruta, de
las patatas…, a los pobres de Guatemala o Ruanda nunca les vimos hacer eso.
-Podríamos seguir hablando de otros gastos cuantiosos, no solo innecesarios,
sino además dañinos, como en tabaco, drogas, juego, sexo, además del
enorme gasto económico y social que generan las enfermedades derivadas de
esas dependencias.¿Estamos educando a la juventud para que no caiga en esas adicciones y
dependencias esclavizadoras que con frecuencia destruyen la propia vida, la de
la familia, y de la sociedad? Por el contrario les ayudamos a descubrir el
sentido de la vida, la autoestima, el respeto a todos y a todo, la empatía con el
bien común y la naturaleza, la solidaridad con los que sufren, la acogida y el
voluntariado con los inmigrantes, la generosidad con los empobrecidos del
Tercer Mundo en tiempo y dinero?
2.-¡Qué serenidad, valentía, fe y fortaleza tenía Jesús, que viendo a Judas salir
a consumar su traición, les dice a los discípulos: «Os doy un mandamiento
nuevo: que os améis unos a otros como yo os he amado «. Cómo ante lo
que se le viene encima reacciona en positivo y les dice: «Ahora va a ser
glorificado el Hijo del Hombre». Es una glorificación que le llega por el
compromiso tan grande que asumió y le va a conducir a ser asesinado,
condenado a muerte de cruz de forma totalmente injusta y cruel. No le llega
por la inmolación voluntaria de morir crucificado, sino por el compromiso
con los empobrecidos y esclavizados de Galilea denunciando las injusticias
de sus opresores, religiosos y políticos, que por eso mismo lo condenan a
muerte. Su muerte fue un asesinato religioso-político. Su amor a aquellas
gentes fue tal que le lleva a arriesgar la vida por ellas. Una persona quiere
de verdad a otra persona cuando es capaz, y lo hace, de dar la vida por ella.
Eso hizo Jesús de Nazaret. Fue plenamente consciente del compromiso que
asumía. El amor a los demás y de unos a otros es la señal que demuestra
que somos discípulos de Jesús: “conocerán que sois mis discípulos si os
amáis unos a otros”. La señal es el amor.
Qué pensar, por tanto, de algunos Cardenales como Gerhard Lutwig
Müller, Robert Sarah o Brandmüller , y algunos Obispos y falsos
teólogos que se oponen con furia al Papa Francisco que intenta hacer reformas
elementales en la Iglesia que la vuelvan por lo menos un poco más coherente
con el Evangelio. Parece que, presumiendo de saber muchas teologías y
liturgias, todavía no han descubierto ni lo más elemental: cuál es la señal del
cristiano.
Donde hay amor allí está Dios.
Un abrazo muy cordial a tod@s.-Faustino
Nota: algunos me habéis pedido que os enviemos estos comentarios también en
WORD. Si hay más interesados me lo decís; podemos hacerlo sin el menor
problema.

El puente sobre el delta del río de La Perla Andrés Marí

 

El puente sobre el delta del río de La Perla

Andrés Marí

China ya está a punto de inaugurar el puente más grande del mundo sobre el mar, y

esto ha despertado en algunos un comentario aludido a Napoleón: “El día que China

despierte, temblará el mundo”. No creo que debamos darle mucha importancia al

despertar chino como para que todos temblemos. Imagino que alguien también dijo

algo semejante sobre las 13 colonias norteamericanas.

Y hoy día, ¿qué dice el mundo sobre aquellos pantanos colonizados? Unos dicen que,

dado su poder de ataque, el regadío de bases militares por toda la Tierra, las bombas

nucleares lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki, las incontables intervenciones

ofensivas por todo el planeta, la absurda revitalización de la Doctrina Monroe en

América Latina para desangrar a Cuba y Venezuela porque sencillamente estos países

ya no aceptan ser su patio trasero, y todo eso junto a la inmensa libertad de los

ciudadanos norteamericanos para armarse, EEUU es la mayor amenaza para su

propio pueblo y para el mundo.

Otros comentan que EEUU es la mayor democracia del mundo y por ello merece

respeto; y otros, quizás con mayor serenidad, acogen el despertar chino como la

respuesta magistral a las palabras de Trump con su «America first and only America

first», ya que China, entonces, con su despertar, podría ser el inicio del despertar de

todos ante el temblor que está significando para el mundo el «America first».

Napoleón pudo haber tenido alguna razón, pero no creo que ello deba llevar al mundo

a temblar, sino precisamente a librarnos de todo temblor si es que a alguien se le

ocurre, después del despertar, ponernos a temblar como hoy lo hace Trump: ¡hay que

plantarles cara! Porque ante un “primero yo” de las actuales 13 colonias

norteamericanas convertidas en el policía del mundo se impone el “yo también”. Tal

vez sea eso lo que más debe preocuparnos: a Trump y a los EEUU que comparten su

pensamiento hay que decirles y decirnos nosotros mismos que el respeto debe ser

mutuo, porque todos somos primeros o todos seremos nada.

MUJERES DIACONISAS: CRISTIANAS SUBALTERNAS Juan José Tamayo

MUJERES DIACONISAS: CRISTIANAS SUBALTERNAS

Juan José Tamayo

Director de la Cátedra de Teología y Ciencias de las Religiones. Universidad Carlos III de Madrid

En la Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales celebrada en Roma en mayo de 2016, le preguntaron al papa si había algún impedimento para incluir a las mujeres entre los diáconos permanentes, al igual que ocurrió en la iglesia primitiva, y por qué no se creaba una comisión oficial para estudiar el tema.

Unos meses después el papa despejó la incógnita y creó una Comisión, formada por seis hombres y seis mujeres y presidida por el entonces secretario –hoy presidente- de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el arzobispo español Luis Ladaria Ferrer- hoy cardenal- , para el estudio del diaconado femenino en la Iglesia católica. De la Comisión fueron excluidos cuatro continentes: Asia, África, América Latina y Oceanía. Había doce miembros europeos y una estadounidense.

En la rueda de prensa ofrecida el 7 de mayo en el avión de vuelta de su viaje a Macedonia el papa reconoció la disparidad de criterios de los miembros de la Comisión tras dos años de estudio e, implícitamente, se refirió a la disolución de la misma sin que hubiera emitido un informe al respecto. A la vista de la falta de resultados, el papa no ha tomado ninguna decisión.

En mi modesta opinión se trataba de una Comisión tan innecesaria como ineficaz, como se ha demostrado por la falta de resultados y su rápida disolución. Intento razonar ambos adjetivos. Era innecesaria porque el estudio ya está hecho por exegetas, teólogos, teólogas e historiadores del cristianismo. Las conclusiones cuentan con un amplio consenso entre los investigadores: Jesús de Nazaret formó un movimiento contrahegemónico igualitario de hombres y mujeres que lo acompañaron por los caminos de Galilea, compartieron su estilo de vida itinerante y asumieron responsabilidades sin discriminación alguna por razones de género. En los primeros siglos del cristianismo hubo mujeres sacerdotes, diaconisas y obispas que ejercieron funciones ministeriales y tareas directivas hasta que la Iglesia se jerarquizó, clericalizó y patriarcalizó y las mujeres fueron reducidas al silencio. El libro de la teóloga Karen estadounidense Karen Jo Torjesen Cuando las mujeres eran sacerdotes. El liderazgo de las mujeres en la iglesia primitiva y el escándalo de su subordinación con el auge del cristianismo (El almendro, Córdoba 1996) lo demuestra con todo tipo de argumentos: arqueológicos, históricos, teológicos y hermenéuticos.

La Comisión me parecía ineficaz, si faltaba voluntad de incorporar a las mujeres a las funciones eclesiales directivas, al acceso directo a lo sagrado sin mediación patriarcal y a la participación en la elaboración de la doctrina y de la moral. Hoy puede afirmarse que faltaba dicha voluntad. A los hechos me remito. En la encíclica Inter insigniores, el papa Pablo VI cerró a cal y canto la puerta al acceso de las mujeres al ministerio sacerdotal alegando que Jesucristo solo ordenó a varones.

Sus sucesores han repetido tan falaz argumento como un mantra. Juan Pablo II, asesorado por el cardenal Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, radicalizó el cierre al afirmar que el asunto quedaba zanjado definitivamente. Benedicto XVI, conocedor como teólogo que era, de la existencia de mujeres diaconisas, sacerdotes y obispas en el cristianismo primitivo, se mostró igualmente contumaz y siguió el mismo camino de obstrucción al sacerdocio de las mujeres. El papa Francisco ha vuelto a ratificarlo citando la contundente afirmación excluyente de Juan Pablo II.

No comparto la idea del diaconado femenino, porque, de instaurarse institucionalmente y atendiendo a las funciones auxiliares que se les asignaría, , las mujeres seguirían siendo subalternas y estarían al servicio de los sacerdotes y de los obispos, no de la comunidad cristiana. Creo que es hora de pasar de la subalternidad de las mujeres a la igualdad; de la sumisión al empoderamiento; de su estatuto de dependencia a la autonomía; de ser objetos decorativos a sujetos activos.

Y eso con el diaconado femenino no se logra, sino todo lo contrario: se prolonga la minoría de edad de la mujeres bajo el espejismo de que se está dando un importante paso hacia adelante y de que se les concede protagonismo, cuando lo que se hace es perpetuar su estado de humillación y servidumbre, de subalternidad y dependencia el clero sacerdotal, episcopal y papal. Para que se produzca un cambio real en el estatuto de inferioridad de las mujeres es necesario que sean reconocidas como sujetos religiosos, eclesiales, éticos y teológicos, cosa que ahora no sucede.

Para que esto suceda es necesario mirar al pasado, ciertamente, pero no con la añoranza de reproducir acríticamente la tradición, sino con el objetivo de recuperar creativamente el protagonismo que las mujeres tuvieron en el movimiento de Jesús y en los primeros siglos de la Iglesia cristiana. Pero, sobre todo, hay que mirar al presente y al futuro para poner en práctica en el interior de la Iglesia el principio de igualdad y no discriminación de género que rige, aunque imperfectamente, en la sociedad.

Un hombre, una mujer, un voto; un cristiano, una cristiana, un voto. Todas y todos son iguales por la común dignidad que poseemos hombres y mujeres y por el bautismo, que iguala a todos: cristianos y cristianas.

Cualquier discriminación de género es contraria a la creación del hombre y de la mujer a imagen y semejanza de Dios, según el relato del Génesis, va en contra de los derechos humanos y del principio de fraternidad-sororidad que debe regir en la Iglesia. Sin igualdad, la Iglesia seguirá siendo una de los últimos, si no el último, de los bastiones del patriarcado que quedan en el mundo.

En otras palabras, se mantendrá como una perfecta patriarquía. Y para ello no podrá apelar a Jesús de Nazaret, su fundador, sino al patriarcado religioso, basado en la masculinidad sagrada, que apela al carácter varonil de Dios para convertir al hombre en único representante y portavoz de la divinidad. Como afirmara la filósofa feminista Mary Daly, “Si Dios es varón, entonces el varón es Dios”. ¡Patriarcado en estado puro!

La Iglesia quemada.Victor Codina

La Iglesia quemada

LA IGLESIA QUEMADA

2 mayo 2019 · por Victor Codina · en EuropaIglesia

 

Víctor CodinaTodavía estamos impactados y conmocionados por el terrible incendio de Notre Dame en París, símbolo de arte, de cultura, de historia y de la fe cristiana de Francia y de Europa, un fuego devorador que ha tenido un eco mundial. Era impresionante ver caer la torre mientras el pueblo parisino contemplaba horrorizado la catedral en llamas, algunos llorando, otros arrodillados rezando y cantando.

Es muy comprensible la reacción de condolencia y de solidaridad mundial y el interés por su reconstrucción. Pero más allá de las cuestiones técnicas de arquitectura y de las críticas de los sectores populares, al ver que grandes fortunas han hecho rápidamente grandes donaciones mientras han sido insensibles ante otros temas sociales…, aparecen algunos interrogantes de fondo.

La iglesia de Notre Dame quemada simboliza un tipo de sociedad y de Iglesia medieval francesa y de una Europa con profundas raíces cristianas que ya han desaparecido. Hoy la situación ha cambiado radicalmente: Francia es ahora un país de misión y la Europa occidental vive un rápido proceso de secularización, exculturación de la fe cristiana, pluralismo religioso, indiferencia, agnosticismo y un ateísmo postmoderno. Dios está en el exilio.

Reconstruir Notre Dame no representa pues un problema meramente arquitectónico, sino que nos obliga a preguntarnos si sólo queremos reconstruir un monumento del pasado medieval de la Iglesia de cristiandad del segundo milenio, o si en esta ocasión es necesario que los cristianos nos interroguemos sobre el sentido de la fe cristiana en la Europa de hoy, una Europa de gran bienestar económico pero que al mismo tiempo mantiene grandes diferencias sociales; una Europa con un pasado colonial y un presente que cierra puertos y puertas al inmigrante y vende armas a países en guerra, armas que matan niños; una Europa responsable del cambio climático pero que no actúa con firmeza para defender la tierra, etc.

Reconstruir Notre Dame, en parte, es adecuado porque todo sentimiento cultural y religioso necesita símbolos concretos y visibles de trascendencia, pero no podemos olvidar que la Iglesia no está formada por templos de piedra, sino por las piedras vivas de las comunidades cristianas seguidoras de Jesús de Nazaret, que es el único y verdadero templo de Dios. La nueva Notre Dame no se debería reducir a convertirse en un histórico museo de arte y de cultura para los turistas de todo el mundo.

Y la imagen de Notre Dame en llamas me ha hecho pensar, y me ha traído el recuerdo de otras iglesias quemadas en momentos de persecución o de revolución política y social. Concretamente he recordado las reflexiones de Joan Maragall delante de la iglesia quemada durante la Semana trágica de Barcelona, ​​el año 1909. Sin querer entrar en las causas y las implicaciones sociopolíticas de la Semana trágica (Cf. El Pregó, suplemento de verano 2009), quisiera hacer presentes algunas intuiciones del artículo de Maragall que todavía hoy parecen actuales.

Cuando el poeta y creyente va el domingo a una iglesia incendiada y quemada, seguramente del barrio de Gracia, escribe: “Yo nunca había oído una Misa como aquella. La bóveda de la iglesia descalabrada, las paredes ahumadas y desconchadas, los altares destruidos, ausentes, sobre todo aquel gran vacío negro donde estuvo el altar mayor, el suelo invisible bajo el polvo de los escombros, ningún banco para sentarse, y todo el mundo de pie o arrodillado de cara a una mesa de madera con un crucifijo encima, y ​​un torrente de sol entrando por el boquete de la bóveda, con una multitud de moscas bailando a la luz cruda que iluminaba toda la iglesia y hacía parecer que oíamos la Misa en plena calle…”.

A Maragall, aquella misa después de la violencia anticlerical de la Semana trágica le parece nueva, un rincón de las catacumbas de los primeros cristianos. Piensa que la misa siempre debería ser así: puerta abierta a los pobres, los oprimidos, los desesperados, los odiadores, para los que fue fundada la Iglesia, y no cerrada, ni “enriquecida por dentro, amparada por los ricos y poderosos que vienen a adormecer su corazón en la paz de las tinieblas”. El fuego ha purificado la Iglesia, ha restaurado al Cristo en su casa. Entrando en esta iglesia quemada se puede encontrar a Cristo, que es verdad y vida. No hay que reedificarla, ni ponerle puertas bien forradas de hierro, ni pedir la protección del Estado…

Hay que leer todo el artículo de Maragall, que recibió la felicitación y el visto bueno del Dr. Torres y Bages, obispo de Vic, quién le exhortó a no callar.

No se puede hacer un paralelismo fácil entre Notre Dame quemada y la iglesia quemada en la Semana trágica de Barcelona, pero es válida la intuición de Maragall de no reconstruir la Iglesia anterior, sino de aprovechar la ocasión no para restaurar la Iglesia pero sí para reformarla. La Iglesia europea debe purificarse y pedir perdón por sus pecados: cruzadas, inquisición, colonialismo, patriarcalismo y clericalismo, división entre cristianos, abusos sexuales, alianza con los ricos, etc., y convertirse en la Iglesia del Evangelio, en la Iglesia de Jesús de Nazaret, en la Iglesia pueblo de Dios y comunidad del Vaticano II, la Iglesia de Francisco: una Iglesia pobre y con los pobres, en salida, hospital de campaña, gozosa y pascual, misericordiosa, que cuida de la tierra y comunica a todos la alegría del evangelio.

 

Llamado a la Conciencia del Mundo por Venezuela

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH)- Capítulo Venezuela te invita a suscribirte al siguiente documento.

Llamado a la Conciencia del Mundo por Venezuela

Nosotras y nosotros, apelamos a ustedes, ciudadanas y ciudadanos de todos los países del mundo que son personas preocupadas por la libertad y la justicia social y que como nosotras y nosotros comparten la idea de que todos los seres humanos tienen derecho a vivir y somos igualmente libres y dignos. Lo hacemos cuando sabemos que ustedes sentirán que las instituciones internacionales y la prensa, les han dicho la verdad sobre la República Bolivariana de Venezuela y han actuado en apego a los ideales de la Carta de la ONU y de los Pactos que fijan los Derechos Humanos.

Lo hacemos porque sabemos que les han mentido y que no les han dado la oportunidad de saber en realidad qué es Venezuela, qué viene ocurriendo y por qué durante todos estos años solo se ha deformado la imagen de nuestro país.

Por eso no se les ha dicho que para crear la situación que se vive y para que se siga agravando, se han tomado medidas coercitivas ejecutadas por bancos, grandes industrias y corporaciones financieras y mediáticas, así como otras acciones realizadas directamente por gobiernos. En especial por el Gobierno de Estados Unidos que se ha propuesto sancionar y aislar al país hasta que las formas del gobierno y su ejercicio sean sencillamente inviables. Con estos elementos, lo que ocurre en Venezuela ha sido valorado por algunos expertos, como Alfred de Zayas, como crímenes de lesa humanidad. Sin embargo, como él mismo lo ha advertido, los escenarios donde estos actos se conocen están cerrados a recibir información sobre lo que ocurre en Venezuela.

A ustedes nos dirigimos, a quienes sentimos hermanas y hermanos de los pueblos, a los fines de contarles la verdad y solicitar que rechacen desde la fibra que a todos los humanos nos une en una sola familia, los actos que se vienen ejecutando sobre Venezuela y que nos acompañen en el reclamo de justicia en nombre de un pueblo digno y libre que resiste:

Venezuela es un país habitado por treinta y dos (32) millones de personas, ubicado sobre tierras extraordinariamente ricas en petróleo, gas, oro y agua. Somos el pueblo donde se inició el proceso de Independencia de América del Sur y hemos llevado un intenso proceso revolucionario que ha intentado ser revertido desde el primer momento por los sucesivos gobiernos de Washington. Sumado a estos hechos relevantes,  Venezuela ha demostrado en más de veinte elecciones, durante y después de dos intentos de Golpe de Estado su voluntad de tener un gobierno popular, socialista y antiimperialista.

Es un país que fue declarado por Estados Unidos “amenaza inusual y extraordinaria”, lo que acumuló en su rechazo más de 10 millones de firmas; que ha sido perseguido financieramente de un modo que ha generado pérdidas por un monto que estimamos supera el dinero que hubiese requerido este mismo país para dar educación universalmente durante 26 años, en todos sus niveles y en condiciones óptimas; es un país que está siendo perseguido internacionalmente, dejando de lado los principios consagrados en el Derecho de Ginebra y en el Derecho de La Haya, los principios constitutivos de los organismos internacionales, hasta llegar a sufrir que el Banco de Londres le confiscara sus ahorros en oro, y que Estados Unidos diera la administración de sus bienes a personas que no han sido nombradas por las autoridades legítimamente electas.

De igual forma, es un lugar donde se está jugando la noción misma de la democracia, no para el país sino en su concepto, en tanto pretende determinarse que puede un sujeto que no se ha presentado a elecciones presidenciales, por ende, que nadie eligió, declararse Presidente sobre la base de tener el aval de Washington.

Pero sobre todo, en Venezuela somos 32 millones de personas. Una población a la cual se le amenaza diariamente, a través de declaraciones de prensa y comunicaciones digitales, de voceros de Estados Unidos señalan que no escatimarán esfuerzos para torcer el brazo de Caracas; para maximizar el dolor de los venezolanos, para lograr una América libre de bolivarianismo y sobre la que dicen, como si fuera la política internacional una saga de ciencia ficción, usarán toda la fuerza y tecnología disponible.

Antes de ser sancionada, Venezuela había alcanzado la tasa más alta de alfabetización de la región, la mayor escolaridad universitaria, nuestro mejor desarrollo deportivo, alcanzamos el menor nivel de desigualdad y el mayor nivel de desarrollo humano y nos abrimos a brindar petróleo y oportunidades a personas de pueblos más pobres como los de los países de Centroamérica y el Caribe.

Pero mientras esto no fue contado, según la retórica de la prensa internacional, en Venezuela desde el año 2016 se da una “crisis humanitaria”, argumento insostenible porque en el país, incluso pese a la crisis, no se han alcanzado los niveles de hambre y miseria que la caracterizan. Omitiendo que, por el contrario, en este país diariamente se libra una batalla para evitar el hambre mientras se nos imponen medidas coercitivas unilaterales, se cometen actos de agresión y actos terroristas, como la destrucción parcial del sistema eléctrico venezolano. Las corporaciones mediáticas internacionales omiten que cada día miles de mujeres y hombres del pueblo siembran y distribuyen alimentos casa a casa, junto al Gobierno, y emplean su ingenio para mantener los servicios públicos en marcha.

Venezuela también somos las madres de jóvenes que en el año 2017 fueron quemados vivos por parecer chavistas y de cuya muerte no existen si quiera reseñas internacionales, por ser responsabilidad, con toda evidencia, de factores contrarios al Gobierno.

Estos elementos nos permiten poner en su conocimiento que en Venezuela existe un pueblo que clama porque se le reconozca la capacidad de tener Derecho, que no se anulen sus derechos por la vía de la asfixia financiera y, finalmente, que haya justicia para los miles de casos que deben ser conocidos por el mundo.

Por eso, nuestra intención es pedir su apoyo para que se convoque y accione ante el Tribunal Russell u otras instancias, que permitan que las voces del pueblo venezolano sean escuchadas, se deje constancia del sufrimiento que viene padeciendo nuestro país por acciones que están proscritas por el Derecho Internacional Público y que atentan contra la idea de que los pueblos pueden definir su forma de gobierno y deben ser respetadas sus decisiones por todas las demás naciones.

Lo hacemos porque queremos que las angustias que tenemos por vivir todos los días bajo la amenaza latente de una invasión militar, cuando aumentan la muerte y la enfermedad por causas prevenibles que podrían evitarse si el país pudiera disponer de sus recursos y participar en los mercados internacionales, no queden en el olvido porque entendemos que la única manera que tiene el mundo de ser un mejor lugar es que, aun siendo oprimidos, los pueblos nos negamos a que nos opriman y actuamos en consecuencia a pesar de la permanente mentira mediática de las grandes corporaciones trasnacionales.

La Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad (REDH)- Capítulo Venezuela.

Colectivo Psicólogos y Psicólogas por el Socialismo

Movimiento Periodismo Necesario

Movimiento Constitucionalismo Bolivariano

Contactos: @humanidadenred redintelectualesvenezuela@gmail.com

Caracas, 8 de mayo de 2019.