Todas las entradas de: juhejoster240636

‘El soroll de las abejas’ busca editorial razonable Andrés Marí para VIVIENDOfundacióvivint, Cubainformación de Euskadi y El Periódico de Catalunya

El soroll de las abejas’ busca editorial razonable

Andrés Marí para VIVIENDOfundacióvivint, Cubainformación de Euskadi y El Periódico de Catalunya

Es una novela y no una denuncia contra el capitalismo, aunque esta puede estar en ella. Escrita por mi vocación literaria y por la paz que siento al defender la vida y la dignidad de todos los pueblos. Pueden llamarlo pura retórica o ingenuidad, no temo a ningún calificativo. Es un derecho extraído a una mínima pensión de jubilado para pagar una auto-edición de 300 ejemplares y que por carencia, también, de medios para su promoción, busco la colaboración necesaria.

Los editores interesados pueden contactarme a través del email elsorolldelasabejas@gmail.com para entregarles el libro. Luego de su valoración literaria y decisión, así como los intereses comerciales de ambas partes, poder firmar el adecuado contrato que fije las condiciones en que se efectuará la más correcta edición del libro de 381 páginas.

En la obra se desarrollan tres historias: la del latinoamericano Ariel, la que sucede en el apartamento donde se reúnen sus amigos y la que escenifican todos los personajes. Las tres tramas están íntimamente vinculadas y poco a poco se funden en un espejo. Sobre todo el libro he escrito estos apuntes: Se trata de un montaje escénico en 3 actos narrativos. Una ficción que se expresa mediante un continuo e intenso diálogo en un duelo contra la muerte. La Revolución Cubana, con sus principios emancipadores y solidarios, palpita en las contradicciones d’una trobada d’amics. El proceso independentista catalán marca el viaje de los recuerdos.

La Habana, Bogotá, Salamanca, Ibiza, Madrid, Managua, Tegucigalpa, Ciudad Guatemala y San Salvador en un piso de Barcelona. Un juego con el tiempo on els camins de l’amor se mezclan, se extienden, se infantilizan y se gozan con una danza en los templos del cuerpo. La verdad y la mentira se confabulan para anular la realidad y hacer un experimento que pueda rescatar el olvido. Y el error, siempre tan humano, exigiendo un acord para salvarnos. Con furia, con alegría, con esperanza. Piedad para este grito susurran todas las consciencias.

Contra Venezuela, contra la salud humana, contra la unidad latinoamericana Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivint, Cubainformación de Euskadi y El Periódico de Catalunya

 

Contra Venezuela,

contra la salud humana, contra la unidad latinoamericana
Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivint, Cubainformación de Euskadi y El Periódico de
Catalunya
Hasta en la última manifestación opositora en Venezuela vimos rostros alegres y sanos. A partir de
que Maduro dijo que en Venezuela no había ninguna emergencia humanitaria, los Medios la
buscaron como pueden encontrarla en cualquier país latinoamericano. Entonces Maduro dijo que le
quitaran el bloqueo y les descongelaran las cuentas para poder comprar lo necesario para todos los
venezolanos y no solo para quienes pudieran pagarlo. Pero como hay mucha prisa en derrocarlo, en
la frontera con Colombia espera el primer convoy de ‘ayuda humanitaria’ procedente de los EEUU.
¿Ayuda humanitaria o el principio de la intervención militar en Venezuela?
Sabemos que son muchas las crisis humanitarias en el mundo. Y en casi todas, sobre todo en
América Latina, participa Cuba con su personal médico en coordinación con la Organización
Panamericana de la Salud, un organismo nada ‘castrista’. Y en la mayoría de esos países, sobre todo
en zonas donde sus habitantes nunca habían visto a un médico, el Chavismo colabora activamente
con Cuba. Sabemos que todo esfuerzo humano es imperfecto, pero también sabemos pensar, creer y
defender que la vida en nuestro injusto planeta no le pertenece, como en una exclusiva para las
revistas del corazón, solo a los EEUU y sus lacayos.
En 67 países está la colaboración médica cubana, siendo determinante -reconocido por el propio
gobierno norteamericano-, el aporte de Cuba contra la epidemia de cólera en Haití o en la del évola
en África. Pero es en Latinoamérica, con la unidad cubano-venezolana en la sanidad pública, donde
el destaque es superlativo. Tal éxito es insoportable al negocio de la salud humana. Por ello EEUU,
contra toda lógica humanitaria, empezó a captar a esos médicos. Pero al no lograr destruir esos
programas y temeroso de la unidad latinoamericana en beneficio de los más desfavorecidos en el
continente, es que los EEUU, seguido por la UE y otros países, eligen inyectar la gota de agua más
sucia contra el Chavismo y expandir el silencio.

Carta pública a Jorge Mario Bergoglio, actual papa de la Iglesia Católica con el nombre de Francisco.

Carta pública a Jorge Mario Bergoglio,

actual papa de l’Església Catòlica amb el nom de Francesc.

És molt difícil que aquest escrit arribi a les teves mans, però el vull redactar com a coetani; tu vas néixer dos anys abans i ambdós fórem ordenats preveres els anys seixanta. Jo vaig exercir de sacerdot deu anys, després, ja casat, trenta anys de mestre d’escola i finalment, jubilat, em dedic des de fa quinze anys a l’estudi de la Bíblia.

Vivim moments molt importants i urgents per al món; tu ho saps molt millor que jo. Però ara, aquests dies, la situació de Veneçuela esdevé crítica i decisiva a nivell llatinoamericà i mundial. Sembla que allí es vol fer esclatar una guerra, empesa sobretot per motius econòmics de les grans potències. El governant Maduro ha demanat la teva intervenció com a papa. Segons he llegit, per acceptar-ho tu esperes que la part opositora també ho demani.

Jo m’atreveixo a demanar-te que,sense esperar més, prenguis part activa en aquest greu conflicte, no com a governant potent del món que ets com a papa, sinó com a senzill seguidor de Jesús de Natzaret, tot recordant paraules del Nou Testament (“Pau, presoner per causa de Jesucrist… a Filèmon, el nostre estimat col·laborador…Sento parlar de l’amor i de la fe que tens per Jesús, el Senyor, i a favor de tot el poble sant. Demano que la generositat de la teva fe sigui prou eficaç perquè donis a conèixer tot el bé que podem fer pel Crist…Et faig una súplica a favor d’Onèsim… No desitjaria que fessis aquest favor per força, sinó de bon grat. Qui sap si Onèsim es va separar un moment de tu perquè ara el recobris per sempre! I no ja com un esclau, sinó molt més que un esclau: com un germà estimat…Segur que faràs encara més del que et demano”),

Em permet recomanar-te que demanis estada per a uns dies —o el temps que faci falta— com a ciutadà vaticà o argentí (que segurament també ets) a la “Casa Campesina” de la Cooperativa 8 de Mayo, al caserío de Palo Verde a Monte Carmelo, a Sanare, Veneçuela. Allí llegiràs un gran mural que diu: “PAZ. Si doy de comer a los pobres me dicen santo. Si pregunto porque no tienen para comer me dicen comunista. Helder Cámara”. Dedica`t només a pregar i a parlar amb alguna gent d’aquella contrada, que abans de la revolució bolivariana ja havia començat un canvi de vida i millora per a la societat. No ho facis com a “summus pontifex”; fes-ho com a cristià i ciutadà del món. I recorda com Ghandi, simplement amb llargues estades i dejunis a llocs molt conflictius i en guerra, contribuí més que ningú altre a resoldre el greu conflicte de l’Índia colonitzada.

Rep la meva salutació sincera.

Illa de Mallorca, 7 de febrer de 2019.

Guillem Ramis i Moneny.

Carta pública a Jorge Mario Bergoglio,

actual papa de la Iglesia Católica con el nombre de Francisco.

Es muy difícil que este escrito llegue a tus manos, pero lo quiero redactar como coetáneo; tú naciste dos años antes y ambos fuimos ordenados sacerdotes en los años sesenta. Yo ejercí de sacerdote diez años, después, ya casado, treinta años de maestro de escuela y finalmente, jubilado, me dedico desde hace quince años al estudio de la Biblia.

Vivimos momentos muy importantes y urgentes para el mundo; tú lo sabes mejor que yo. Pero ahora, en estos días, la situación de Venezuela se convierte en crítica y decisiva a nivel latinoamericano y mundial. Parece que allí se quiere hacer estallar una guerra, empujada sobre todo por motivos económicos de las grandes potencias. El gobernante Maduro ha pedido tu intervención como papa. Según he leído, para acceder, tú esperas que la parte contraria también lo pida.

Yo me atrevo a suplicarte que, sin esperar más, tomes parte activa en este grave conflicto, no como gobernante potente del mundo que eres como papa, sino como sencillo seguidor de Jesús de Nazaret, recordando palabras del Nuevo Testamento: “Pablo, preso por causa de Cristo Jesús… a Filemón, nuestro querido colaborador … He tenido noticias del amor y de la fe que profesas al Señor Jesús y a todos los que pertenecen al pueblo santo. Pido que la generosidad de tu fe sea suficientemente eficaz para que des a conocer todo el bien que podemos hacer por Cristo… Te hago una súplica a favor de Onésimo… No desearía que hicieras ese favor por fuerza, sino de buen grado. Quién sabe si Onésimo se separó un momento de ti para que le recobres para siempre, y no ya como un esclavo, sino mucho más que un esclavo, como hermano querido… Seguro que harás aún más de lo que te pido”.

Me permito recomendarte que pidas estancia para unos días -o el tiempo que haga falta- como ciudadano vaticano o argentino (que seguramente también eres) a la “Casa Campesina” de la Cooperativa 8 de Mayo, en el caserío de Palo Verde en Monte Carmelo, en Sanare, Venezuela. Allí leerás un gran mural que dice: “PAZ. Si doy de comer a los pobres me dicen santo. Si pregunto por qué no tienes para comer me dicen comunista. Helder Cámara“. Dedícate sólo a orar y a hablar con alguna gente de aquella región, que antes de la revolución bolivariana ya había comenzado un cambio de vida y mejora para la sociedad. No lo hagas como “summus pontifex”; hazlo como cristiano y ciudadano del mundo. Y recuerda a Ghandi quien, simplemente con largas estancias y ayunos en lugares muy conflictivos y en guerra, contribuyó más que nadie a resolver el grave conflicto de la India colonizada.

Recibe mi saludo sincero.

Isla de Mallorca, 7 de febrero de 2019.

   Guillem Ramis y Moneny.

El espíritu del ultimátum a Venezuela .Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivnt y El Periódico de Catalunya

 

El espíritu del ultimátum a Venezuela

(A raíz de una entrevista concedida a Jordi Évole por el Presidente Maduro)

Andrés Marí para VIVIENDO fundaciovivnt y El Periódico de Catalunya

Que el presidente electo abandone al pueblo que lo eligió, que la lucha contra la pobreza no es primordial, que enfrentarse al “nivel de locura del imperio del Norte” es una moral retórica, que no debemos mirar a Gaza, pues bailar en Arabia es más glamuroso, que acepte el ultimátum.

Pausa donde el menosprecio y el sarcasmo se hacen evidentes, porque una cacería de elefantes es un asunto baladí en comparación con mandar a callar a Chávez, porque la obediencia a Trump no es el nuevo colonialismo de esa Unión Europea a quien sí hay que preguntarle por Turquía, etc. etc…

Que la emergencia humanitaria es visible en los que se van de Venezuela, que no importan las otras inhumanidades que tanto abundan fuera de Venezuela, que de la guerra económica que sufre Venezuela no hay que culpar a nadie, que acepte el ultimátum.

Pausa donde no sabe qué pensar del dolor de los pueblos humillados y obligados a la pobreza por el constante saqueo de sus riquezas naturales, la misma que arrastran las caravanas que recorren Centroamérica o de los enterrados en el Mediterráneo, etc. etc…

Que la dignidad de un pueblo es una broma, que admitirlo es de valientes, que lo que le hace Venezuela a la Izquierda Occidental es un ataque atómico, que resistir a Goliat es un espejismo inútil, que dejarse robar y matar es más útil a las causas populares, que acepte el ultimátum.

Pausa muy triste, porque cree tener toda la verdad, porque estamos frente a un condenado por la sublime Comunidad Internacional y así se puede ser hasta gracioso, porque el espectáculo de una verdadera resistencia está en baja audiencia, etc. etc…

Que Guaidó puede ser la solución frente a Maduro es una legítima odisea, aunque sea la mayor vergüenza del mundo con un país libre y soberano, que acepte el ultimátum.

Pausa terrible, porque estar bien informado ya no es necesario y no entendernos es mucho más fácil que aceptar la mentira, la indiferencia hacia la realidad venezolana, latinoamericana, tercermundista y planetaria, etc. etc…