Todas las entradas de: juhejoster240636

RESURRECCION DE JESÚS HOY, LA PASCUA DE LA VIDA.Faustino Vilabrille Linares

 

RESURRECCION DE JESÚS HOY, LA PASCUA DE LA VIDA

La Resurrección de Jesús es el hecho cumbre de su vida, para El,
para todos los seres humanos y para toda la creación.
Si Jesus, después de haber muerto tan dramáticamente, quedara en la sepultura como
uno más, diríamos que había sido un hombre extraordinario, de una conducta ética
intachable, entrañablemente comprometido con las personas más débiles e indefensas,
profundamente humano, lleno de ternura, acogedor, cercano, decidido, carente de
prejuicios, totalmente libre, sumamente sensible ante el sufrimiento, solidario con los
pobres y exigente con los poderosos, portador de un gran mensaje humanitario y
liberador para la humanidad, de una coherencia absoluta hasta la muerte de sus hechos
con sus palabras, pero que acabó siendo víctima injusta como tantos otros hombres a lo
largo de la historia que, pasando haciendo el bien, terminaron asesinados. De nuestro
tiempo tenemos a Oscar Romero, a Luther King, a los Jesuitas de la UCA, a Rutilo
Grande…
Pero no, Jesús resucita para todos y para toda la creación, a fin de que todos y todo
tengamos vida y vida en abundancia y para siempre.
Su muerte fue un evidente asesinato. Pero de aquí brotará lo más importante de la vida de
Jesús: el acontecimiento de la resurrección, que no es homologable con ningún otro hecho
histórico susceptible de verificación, pero lleno de la mayor riqueza y esperanza para
nuestras propias vidas.
Jesús resucitado ya no pertenece a la historia humana con sus limitaciones,
sufrimientos, impotencias, frustraciones. La resurrección trasciende esta vida, inicia otra
existencia que es de plenitud, que colma todos los anhelos que nos podamos imaginar y
mucho más.
La resurrección se sitúa más allá de la historia, no pertenece a este mundo. A Jesús nadie de
este mundo pudo verle resucitar, porque la resurrección pertenece a otra dimensión que está
más allá de lo que alcanzamos a ver aquí. Lo más que alcanzamos a comprender es que
responde a nuestros anhelos más profundos de vivir para siempre y en plenitud, y no de
morir para quedar muertos. Jesús se esforzó una y otra vez en convencer a los discípulos
de que estaba vivo de nuevo, de que no había muerto para quedar muerto. Ellos nos
transmitieron su experiencia de la resurrección de Jesús para que la sintamos como
propia.
Los evangelistas cuentan de muchas maneras la experiencia de haber tratado con Jesús
resucitado, pero todos coinciden en afirmar lo mismo: Jesús ha resucitado. Fueron muy
honestos y veraces en sus narraciones, pues a pesar del absoluto machismo imperante,
recogen su primera aparición de resucitado a María Magdalena, llamada así porque
era de Magdala, una ciudad de pescadores a orillas del lago de Tiberíades, que tenía

una importante sinagoga, descubierta recientemente por arqueólogos mexicanos.
Posiblemente en esta sinagoga conoció María Magdalena a Jesús, que quedó tan
admirada y prendada de El que decidió seguirlo por toda Galilea y acompañarlo
constantemente hasta estar a su mismo lado junto a la cruz.
Pues bien, para María Magdalena fue la primera aparición de Jesús resucitado, y no solo
eso, sino que Jesús la llama por su nombre y le dice: “deja de tocarme porque aun no he
subido al Padre, pero ve a mis hermanos y diles: “subo a mi Padre y a vuestro Padre,
a mi Dios y a vuestro Dios”. María Magdalena fue a anunciar a los discípulos: “He
visto al Señor”, y les cuenta las cosas que le había dicho (Juan 20,11-18). Por eso con razón
Rabano Mauro y Tomás de Aquino, la llamaron Apóstola de los Apóstoles. En virtud de lo
cual, por expreso deseo del Papa Francisco, a partir de junio de 2016 la celebración
litúrgica de María Magdalena, tiene el mismo grado de festividad que se da a las
celebraciones de los Apóstoles en el calendario romano general.
Una nueva aparición fue para varias mujeres entre las que está también María Magdalena,,
a las cuales Jesús les da este encargo: “No temáis. Id a decir a mis hermanos que vayan
a Galilea y que allí me verán” (Ver Mateo 28,9-10). Pero los discípulos no les creyeron,
porque en la cultura hebrea el testimonio de las mujeres carecía de valor.
Luego vinieron diferentes apariciones a todos los discípulos, algunos de los cuales tardaron
en reconocer que estaba vivo de nuevo, porque la vuelta la vida de una persona crucificada,
que muere clavada en la cruz, y es sepultada, era un hecho completamente insólito y único
en la historia. Pero los cuatro Evangelistas, igual que atestiguan su muerte en la cruz,
atestiguan también de múltiples formas su resurrección.
Al final se convencieron de tal manera que partir del hecho de la resurrección y no antes,
todos los apóstoles y discípulos empiezan a llamarle a Jesús Señor. Y estaban tan
convencidos de ello que dieron su vida por esta causa. La resurrección de Jesús fue lo
primero que empezaron a enseñar y a atestiguar, porque se dieron cuenta de que era el
hecho cumbre y más importante de su vida, para El y para nosotros.
La Resurrección de Jesús es un hecho único en la historia humana, es el elemento básico y
central del cristianismo, el fundamento de la fe, del testimonio y del compromiso cristiano.
Por eso, la celebración de la fiesta de la Pascua es para los cristianos la más importante de
todas.
La resurrección de Jesús es para nuestra resurrección, para nuestra vida
eterna:
Cuando los Evangelio emplean la expresión “en verdad, en verdad, os digo” es que dan por
cierta y segura una cosa. Así Jesús en Juan 5, 24 dice: “En verdad, en verdad os digo:
llega la hora en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios…llega la hora en que todos
los que estén en los sepulcros oirán su voz, y los que hayan hecho el bien resucitarán
para la vida”.

En Juan 6,39 y siguientes leemos: “Esta es la voluntad del que me ha enviado: que no
pierda nada de lo que El me ha dado, sino que lo resucite en el último día, porque esta es
la voluntad de mi Padre, que todo el que ve al Hijo y cree en El tenga vida eterna y que
yo lo resucite el último día…En verdad, en verdad os digo: el que cree tiene vida eterna”.
Lucas en 20,38: recoge estas palabras de Jesús: “Dios no es Dios de muertos, sino de vivos,
porque para El todos están vivos”.
En Mateo, en el importantísimo pasaje del juicio final (25,31-46), Jesús vincula la vida
eterna al compromiso con los hambrientos, sedientos, enfermos, desnudos, emigrantes y
encarcelados, afirmando que el cuidado a todas esas personas es un deber de justicia, al
decir: “los justos irán a la vida eterna”, “porque lo que hicisteis con ellos a mi me lo
hicisteis”. La justicia es el primer grado de amor.
San Pablo habla en sus escritos con frecuencia de la resurrección de Jesús y la vincula de tal
manera a la nuestra que emplea un verbo nuevo para decirlo: “con-resucitar” con El,
añadiendo al verbo correspondiente la preposición “con” (συν en griego). Lo hace también
con otros verbos, como “con-sentar”. Considera que en la resurrección de Jesús ya estamos
todos resucitados e incluso con-sentados con El en el cielo. Así en la carta a los Efesios
(2,6) dice: “Dios por el gran amor con que nos amó, nos con-vivificó en Cristo y nos con-
resucitó y nos con-sentó en los Cielos en Cristo Jesús”. Lo mismo hace en la segunda
carta a Timoteo 2,12.
La Resurrección de Jesús es también para la Creación: Cuando a un amigo
mío le murió una perrita que estaba muy encariñada con él exclamó: “menos mal que
estaré en el cielo de los perritos”
San Pablo en la carta a los Romanos 8,18-23, escribe: “Estimo que los sufrimientos del
tiempo presente no son comparables con la gloria futura que se revelará en nosotros. En
efecto, toda la creación espera ansiosamente la revelación de los hijos de Dios.  Ella
quedó sometida a la decadencia, no voluntariamente, sino por causa de quien la sometió,
pero conservando la esperanza de que también la creación será liberada de la esclavitud
de la corrupción para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Pues
sabemos que la creación entera, gime hasta el presente y sufre dolores de parto. Y no sólo
ella: también nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, gemimos interiormente
anhelando que se realice el rescate de nuestro cuerpo”.
La conclusión es clara: la creación entera ansía, como nosotros, alcanzar la plenitud
de la vida.

Otro texto está en el Apocalipsis, que dice: “Vi un cielo nuevo, y una tierra nueva
porque el primer cielo y la primera tierra han pasado y el mar ya no existe. Y vi la
Ciudad Santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo, de junto a Dios, ataviada
como una novia que se adorna para su esposo. Y oí una voz fuerte que decía desde el
trono: esta es la morada de Dios con los hombres. Pondrá su morada entre ellos y ellos

serán su pueblo y Dios estará con ellos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni fatigas,
porque el mundo viejo ha pasado. Entonces el que estaba sentado en el trono dijo: Mira
que hago un universo nuevo”.
La existencia de la resurrección y la necesidad de plenitud es una exigencia irrenunciable
de justicia, porque:
-millones de seres humanos a lo largo de la historia han muerto cruelmente de manera
injusta y prematura, víctimas de otros seres humanos.
-millones de seres humanos han sido tratados como esclavos, comprados y vendidos peor
que ganado en una feria.
-millones de seres humanos han sido torturados hasta la muerte.
-actualmente millones de seres humanos nacen con hambre, viven con hambre y mueren
con hambre.
-actualmente millones de mujeres son explotadas y eslavizadas, sometidas y abusadas hasta
la muerte.
-miles de personas, agobiadas de sufrimientos, huyen de los países pobres en busca de una
vida un poco digna, para al final, después de terribles esfuerzos, morir en el desierto
africano o sepultadas en el mar de muertos, que es el Mediterráneo.
-actualmente 18 millones de personas han tenido que huir de su tierra para acabar en
campos de refugiados.
Si tantos millones de personas murieron y siguen muriendo actualmente para quedar
muertas, víctimas de tanto mal, ¿quién les va a reparar una injusticia tan grande si la muerte
ha acabado definitivamente con ellas? Nosotros ya nada podemos hacer por repararles un
daño tan grade. Por eso, morir para quedar muertos es inadmisible e insoportable.
Si millones de animales, peces y aves, que sienten, que sufren, que quieren vivir, que
incluso son injusta e innecesariamente torturados como diversión para los hombres, han
muerto y siguen muriendo para quedar muertos, quién les puede reparar tanto daño si la
muerte ha acabado definitivamente con ellos? Nosotros ya nada podemos hacer para
repararles un daño tan grande. Por eso también para ellos morir para quedar muertos es
inadmisible e insoportable.
Estos interrogantes tan gravísimos, sin resurrección no tienen respuesta. Sin embargo todos
nos preguntamos ansiosamente por ella. El mundo es limitado, finito, y por tanto
imperfecto e incompleto, y por eso mismo nosotros también lo somos. En consecuencia el
mundo no es un paraíso. Es más, a veces parece un infierno, lleno de sufrimientos enormes
y absurdos por todas partes.

Solo la resurrección, superadora de tanto mal, puede dar sentido a todo esto. La aspiración
de todo ser vivo es vivir para siempre y feliz: la respuesta a esta aspiración es Jesús
resucitado, y no solo para los seres humanos, sino también para toda la creación. Sin
duda tiene que haber y va a haber plenitud para todos y para todo, lo contrario sería
totalmente absurdo.
En cambio, a la luz de la resurrección, todo adquiere nuevo sentido:
-todo lo que mata, destruye, hace sufrir, daña, perjudica, es indigno y, rechazable.
-todo aquello que potencia y facilita la vida, la felicidad, la alegría, la justicia, el amor
la igualdad, la esperanza, la fraternidad, la paz, para todos y para todo, es muy digno
y aceptable y adquiere mucho valor.
Luchar por estos grandes valores, que son la síntesis del mensaje de Jesús, es nuestro
compromiso con la resurrección hoy, ya ilusionante por si mismo y además porque
anticipa un poco la resurrección futura, puesto que nos hace más felices ya en este mundo,
y al mismo tiempo nos hace también más dignos y confiados de poseerla un día en su
plenitud, en compañía de toda la humanidad y toda la creación.
Un abrazo muy cordial a tod@s en esta Pascua de Resurrección de 2019.-Faustino
faustino@faustinovilabrille.es
faustino.vilabrille@gmail.com
Precioso relato de Gabriela Mistral:
El imaginero:
Tenemos santos de pino,
Hay imágenes de yeso
Mire este Cristo yacente
Madera de puro cedro
Depende de quien la encarga
Una familia o un templo
O si el único objetivo
Es ponerla en un museo
Déjeme pues que le explique
Lo que de verdad deseo
Yo necesito una imagen
De Jesús el galileo
Que refleje su fracaso
Intentando un mundo nuevo
Que conmueva las conciencias
Y cambie los pensamientos
Yo no la quiero encerrada
En iglesias y conventos,
Ni en casa de una familia

Para presidir sus rezos
No es para llevarla en andas
Cargada por costaleros
Yo quiero una imagen viva
De un Jesús hombre, sufriendo,
Que ilumine a quien la mire
El corazón y el cerebro
Que den ganas de bajarlo
De su cruz y del tormento,
Y quien contemple esa imagen
No quede mirando un muerto
Ni que con ojos de artista
Sólo contemple un objeto
Ante el que exclame admirado
¡que torturado mas bello!
Perdóneme si le digo,
Responde el imaginero
Que aquí no hallara seguro
La imagen del Nazareno
Vaya a buscarla en las calles
Entre las gentes sin techo
En hospicios y hospitales
Donde haya gente muriendo
En los centros de acogida
En que abandonan a viejos
En el pueblo marginado
Entre los niños hambrientos
En mujeres maltratadas
En personas sin empleo
Pero la imagen de Cristo
No la busque en los museos
No la busque en las estatuas
En los altares y templos
Ni siga en las procesiones
Los pasos del Nazareno
No la busque de madera
De bronce de piedra o yeso
¡mejor busque entre los pobres
Su imagen de carne y hueso ¡
Gabriela Mistral

VIERNES SANTO HOY 2019.Faustino Vilabrille Linares

VIERNES SANTO HOY 2019

Jesús no murió por Dios, porque a Dios no le hacía falta para nada la muerte de su Hijo. Jesús murió por su compromiso con el pueblo, murió por denunciar a los opresores del pueblo, tanto políticos, como sobre todo religiosos oficiales “que ataban cargas pesadas, y las echaban a las espaldas de la gente sin arrimar ni un dedo para ayudar a llevarlas” (Ver Mateo 23,4).

Esto sucede todavía hoy: hemos visto en el Tercer Mundo a los sacerdotes y a otros dirigentes religiosos pedir a la gente, sobre todo a las mujeres, aportar mano de obra acarreando muchas y pesadas piedras para construir una iglesia enorme; y no solo eso, pedir también aportaciones para construir casa para los sacerdotes, y más aún, incluso para amueblarla, incluidas camas de 1,60 de ancho. ¡Y esto pedirlo a gente sumamente pobre! ¡¡¡Increíble!!!

¿Dónde está hoy Viernes Santo? Hoy Viernes Santo está en Africa, en Jesús crucificado en los empobrecidos de Sudán del Sur, en Burundi y Malaui, cuyos habitantes no disponen ni de 1 euro al día; está en Sierra Leona, en República Centroafricana, en Mozambique, en Madagascar, en R.D. del Congo, en Níger o en Liberia, donde no disponen ni de 2 € al día. Son los 10 países más empobrecidos de Africa que suman 217 millones de habitantes.

No está en Notre Dame: Hay lloros, lamentos, vigilias y más de 1000 millones para restaurar Notre Dame, y en cambio no hay lloros, lamentos, vigilias, ni dinero para sacar del hambre, el sufrimiento, la impotencia y la desesperación a los 217 millones de africanos. Estos son seres humanos, seres vivos, que sienten y sufren todos los días. Notre Dame son cosas muertas que ni sienten, ni padecen. Jesús no está vivo en ellas, Jesús está vivo crucificado en ellos, desde los cuales nos está diciendo que tiene hambre, que tiene sed, que está desnudo, enfermo, rechazado, encarcelado… Dios solo nos preguntará que hicimos por estos en este mundo, pero nunca nos preguntará por aquellas. ¡Dios mío, que poco coherentes somos con el Evangelio!

Hoy también tenemos Viernes Santo, en las cárceles, en las chabolas y los basureros del Tercer Mundo, en los campos de refugiados, en los emigrantes perseguidos y rechazados, en las víctimas de las guerras…; en las torturas de Siria o en la India o el Yemen…; lo tenemos en el machismo, en la violencia de género, en las drogas , en las injusticias, en los niños esclavos…; en los expulsados de sus tierras en Guatemala, Colombia o Africa por las multinacionales apoyadas por gobiernos corruptos, por el ejército, la policía o los sicarios.

Hoy también tenemos Viernes Santo en los bosques quemados, en los ríos y mares contaminados, en los animales torturados e injustamente asesinados…

Los crucificadores de Jesus y los crucificadores de nuestro tiempo:

a) Los de Jesus:

La Religión Oficial, confabulada con los políticos, condenó y mató a Jesús, que fue perseguido, torturado y asesinado. Se le aplicó una tortura terrible: la flagelación (algunos reos ya morían en ella); luego se le aplicó la muerte más cruel que existía entonces: ser crucificado, y además desnudo, sin identificarse con ninguna cultura, tan solo con el género humano. Fueron los sumos sacerdotes del templo de Jerusalén, es decir, la religión oficial, los que manipularon e instigaron a la gente a pedir la muerte de Jesús, y forzaron al procurador romano Pilatos para que lo condenara a morir crucificado: la ambición de conservar el poder le traicionó, a pesar de que se daba cuenta de que Jesús era inocente. La ambición de dinero y poder, ¡qué vigente está hoy en el mundo!

La muerte de Jesús no fue un acto de expiación a Dios por los pecados de los hombres, ni un acto de devoción, ni de ofrenda sacrificial. El Dios verdadero no puede necesitar ni exigir esas cosas a nadie, ni menos a su propio Hijo.

Lo que hizo Jesús fue comprometer su vida por la causa de los pobres de Galilea. La muerte de Jesús fue un crimen, un asesinato; fue la ejecución de un condenado injustamente por los opresores por haberse puesto de parte de los oprimidos, oprimidos también por la religión oficial. Jesús no murió por Dios, murió por el pueblo, murió por defender a los oprimidos de las injusticias de los opresores. Murió injustamente perseguido y asesinado.

b) Los de nuestro tiempo: ¿quiénes son hoy los grandes crucificadores de los cruciificados de nuestro tiempo?

¿Dónde están todavía hoy las fábricas y los fabricantes de tantas cruces, tan pesadas, tan dolorosas, tan indignas del Ser Humano y de la Madre Tierra?

1.-Las multinacionales (petroleras, fitosanitarias, alimenticias, farmacéuticas, terratenientes, mineras, textiles, etc.), que cada año acumulan millones de beneficios, dejando por el camino muchos miles de víctimas.

.

2.-Los Organismo Internacionales: FMI, BM, OMC, que solo están al servicio de los ricos y poderosos.

3.-Los gastos militares (1.6 billones de $ anuales), los fabricantes y traficantes de armas del Norte (ricos) para que maten en el Sur (pobres).

4.-Los grandes bancos, provocadores de la crisis que tanto daño causó a los más débiles y rescatados de sus felonías financieras y fraudes multimillonarios por los respectivos gobiernos, a costa del dinero del pueblo.

5.-La Deuda Externa, impuesta por grandes bancos de los países ricos a los pobres a donde fueron a colocar sus excedentes financieros aprovechándose de sus necesidades. Todavía en 2018 la Deuda Externa de Africa es de 595.000 millones de €.

6.-Los gobiernos, políticos y gobernantes corruptos o dictadores, legislando a favor de los que más tienen o utilizando sus cargos para apropiarse los bienes del pueblo.

7.-Los traficantes con droga, prostitución, pederastas (con clero incluido), destructores de la vida no nacida, con daño muy grave para niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, familias, etc.

8.-Las religiones y algunas ONGs corruptas, que muchas veces utilizan los sentimientos más auténticos, nobles y sagrados de las personas o su buena voluntad para atraer, dominar, seducir, manipular e incluso explotar a la gente.

9.-Los gobiernos corruptos del Tercer Mundo que persiguen y expulsan a los cooperantes y misioneros porque se ponen de parte del pueblo y en contra de ellos.

10.-Pero estamos también los crucificadores más corrientes: los que nos crucificamos a nosotros mismos con la droga, el tabaco, la bebida, gastando indebidamente, tratando mal a los demás, siendo poco fieles al matrimonio o a la educación de los hijos, haciendo mal el trabajo, no pagando salarios justos, siendo malos ciudadanos; haciendo sufrir a los demás con nuestro mal carácter, con engaños, falsedades y mentiras, descuidando a los ancianos, pensando mal sin fundamento, olvidando a los pobres, gastando en cosas innecesarias, y mil etcéteras más.

Bajar hoy a Jesus de la cruz: Jesús tuvo un Cirineo que le ayudó a llevar la cruz, unas mujeres valientes que lo acompañaron hasta el final, otra mujer decidida que le secó la frente y limpió la cara y unas personas que lo bajaron, ya muerto, de la cruz y le dieron sepultura.

A Jesucristo no se le baja hoy de la cruz desclavando una imagen en el pórtico de una Iglesia, o llevándola en procesión de un lado para otro.

Descrucificar” a Jesucristo hoy: ¿Cuándo llegará la hora en que bajemos a Jesús de tantas y tantas cruces, que hace siglos que deberían haber desaparecido?

¿Quiénes bajan hoy de la cruz a Jesucristo crucificado en las cruces de los crucificados de nuestro tiempo? ¿quiénes son hoy los “descruficicadores” de Jesucristo?:

1.-los que sienten como suya la causa de los pobres.

2.-Los que denuncian las injusticias y a los injustos.

3.-Los que aceptan vivir austeramente y ahorrar para ayudar a los empobrecidos de entre nosotros.

4.-Los que van de por vida a donde están los más pobres de los pobres para vivir con ellos, conocerlos, acompañarlos, ayudarles y luchar con ellos por sus derechos humanos.

5.-Los que acogen, escuchan y acompañan a los que las crisis y las injusticias están tirando en la cuneta de la vida (algunos desesperados hasta el suicidio).

6.-Los que se interesan y acompañan a quienes una desgracia o un mal paso llevó a la cárcel, para darles esperanza de rehacer su vida.

7.-Los que en los grupos de Caritas, reciben, y escuchan a los más necesitados, y les buscan ayuda para pagar un recibo, comprar comida, arreglar unos papeles, encontrar un trabajo…

8.-Los que desde la política, la administración pública, la empresa, la enseñanza, la sanidad, desarrollan su trabajo con lealtad, honradez, eficacia y compromiso, hasta el punto de hacer algo por los demás sin esperar nada a cambio.

9.-Los que se preocupan de la Madre Tierra, respetando y cuidando los animales, peces, aves, árboles, plantas, aprovechando bien toda la comida, reciclando los residuos…

10.-Los que, como voluntarios, dedican, generosa y desinteresadamente, algún tiempo a hacer algo por los demás, prestar un servicio a la comunidad, incluso desplazándose al Tercer Mundo donde están los más pobres y necesitados.

11.-Los que apoyan económicamente los proyectos de cooperación con el Tercer Mundo, viviendo austeramente para poder hacerlo y a la vez no esclavizar a la Madre Tierra.

Si logramos hacerlo todos así, pronto desaparecerán del mundo tantas cruces injustas, innecesarias e indignas del ser humano y de la creación.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

faustino.vilabrille@gmail.com

faustino@faustinovilabrille.es

Arde Notre Dame Para Dios vale infinitamente más un niño que todas las catedrales del mundo juntas.Por Faustino Vilabrille Linares

Arde Notre Dame

Para Dios vale infinitamente más un niño

que todas las catedrales del mundo juntas

La primera noticia personal que recibí del incendio de la Catedral de París fue el WhatsApp de un amigo que decía:

La Catedral de París en llamas en Semana Santa, ¿será un signo?

Mi respuesta fue esta: “Cuando los discípulos reclamaron la atención de Jesús sobre la grandeza del templo de Jerusalén El contestó: ‘no quedará piedra sobre piedra’. El verdadero templo de Dios son los seres humanos. Al final no se nos va a preguntar por ningún templo, ninguna catedral, ninguna basílica, solo por los seres humanos: ‘tuve hambre, tuve sed… Mateo 25,31-46. San Pablo dice : ‘el templo vivo de Dios donde El habita son los seres humanos” . (Ver 1ª Corintios 3,16-17)

La primera cita la recogen tres Evangelistas, signo de su autenticidad. Marcos la narra así en 13,1-2: “Al salir del templo, uno de sus discípulos le dice: “Maestro, mira qué piedras, y qué construcciones”. Jesús le contestó: “¿Ves esas grandiosas construcciones? No quedará piedra sobre piedra que no sea derruida”.

Jesús no vino a enseñarnos a construir iglesias, ni catedrales, ni basílicas. Vino a enseñarnos a:

– amarnos unos a otros,

– a sentir hambre y sed de justicia,

– a dar de comer al hambriento,

– a dar de beber al sediento,

– a vestir al desnudo,

– a acoger al forastero (inmigrante),

– a atender al enfermo,

– a visitarlo en la cárcel,

– a acoger a los niños como a El mismo en persona.

Podemos ver los textos en Juan 13,34-35, Mateo 5,6 ó Lucas 6,21, Marcos 10,13-16 y Mateo 25,31-46.

Hemos visto a la gente llorar mirando las llamas, otros que no podían ni mirar, otros comentando que Notre Dame es el monumento más visitado del mundo con 15 millones de turistas al año. Sabemos, en cambio, miles de seres humanos, adultos y niños, mueren a diario de hambre y nos quedamos tan tranquilos.

De esos 15 millones, seguro que no van ni un millón al año, al menos a visitar a los más pobres de Africa, de Suramérica, o de la India, ni mucho menos a quedarse con ellos para acompañarlos, enseñarles a superar el hambre, la sed, el frío, la enfermedad, para que puedan vivir allí un poco más dignamente y no tengan que emigrar exponiéndose a perder la vida por el camino o pasar mil penurias si llegan a destino. Ni a echar una mano a los miles de mujeres africanas que alimentan a sus recién nacidos con huevos de hormiga porque sus pechos no dan leche ni la pueden conseguir, o peor aun los dejan abandonados en cualquier lugar o en el fondo de una letrina porque no tienen absolutamente nada que darles, o les rompen un brazo o una pierna para que den más pena y ponerlos a pedir. Esto no son frases sensacionalistas, son hechos concretos que están sucediendo todos los días.

A la Francia que llora Notre Dame y va a gastar muchos millones en reconstruirla, habría que preguntarle qué está haciendo con el Niger donde con su multinacional Areva extrae uranio para alimentar a sus 59 centrales nucleares, mientras que el Níger tiene un IDH de tan solo 0,354, que refleja un país en extrema pobreza con PIB 360 € por persona y año en 2017, escasamente 1 € al día, situándose así entre los tres países más pobres (empobrecidos) del mundo.

Fotografías del Níger

En el mundo desarrollado hemos sustituido a Dios por la religión, y profanado así el mensaje liberador integral del hombre, que envío al mundo por medio de su Hijo Jesucristo, para que todo ser humano pudiera llegar a vivir dignamente.

 Los poderosos de hoy económica y políticamente, que se consideran los amos del mundo, pasan tan indiferentes ante el sufrimiento de los cientos de millones de oprimidos, “que son como locos enamorados de la muerte, que no tienen la honradez de reconocer que matan para robar”, como las materias primas a los países pobres del Tercer Mundo.

A ver si nos comprometemos todos a luchar por un mundo más justo y digno para todos los seres humanos y toda la creación, porque: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, pueden cambiar el mundo” (Eduardo Galeano), y así entre todos hacemos de él el mejor templo vivo de Dios para todos los seres humanos, pues “yo he venido para que todos tengan vida y vida en abundancia, dice Jesucristo.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

 

La Semana Santa ¿Es turismo, es vacaciones, es procesiones, es política turística o es fe?.Por Faustino Vilabrille Linares

La Semana Santa

¿Es turismo, es vacaciones, es procesiones, es política turística o es fe?

El arzobispo de Oviedo permite que Vox arranque su campaña en la Santina de Covadonga (Reli.Digital 11/04/19)

Sin conciencia crítica ante la realidad concreta de cada situación histórica, es imposible una fe adulta y madura coherente con el Evangelio

Todos sabemos muy bien que la fe sin compromiso no es fe aunque se vista de ropajes, capuchones, películas, imágenes, procesiones, tambores y teatros.

Todos los años vemos a muchas personas participar en las celebraciones de la llamada Semana Santa, cada vez más en procesiones de siempre e incluso inventando otras nuevas, pero lamentablemente cada vez menos en las celebraciones que le deberían dar verdadero sentido. La gente no es culpable de actuar así, es víctima de lo que le hemos enseñado desde la oficialidad de la religión.

Lo que le sucedió a Jesús en los acontecimientos que celebramos en Semana Santa tenemos que traducirlo y aplicarlo a la realidad de nuestro tiempo, incluso hasta la muerte por las mismas causas por las que El fue asesinado.

Las procesiones de Semana Santa en los países desarrollados apenas hacen otra cosa que alimentar sentimentalismos, exhibiciones, turismo y presunciones, con gastos cuantiosos en imágenes, ropajes, músicas, viajes, etc. mientras Jesucristo está lleno de hambre, de enfermedad, de frío y miseria en millones de personas concretas: todo esto es completamente contrario al mensaje de Jesús. Esto no tiene nada que ver con lo que fue la realidad de la vida de Jesús desde el Domingo de Ramos al Domingo de Pascua. Todo ese gasto y esfuerzo es absurdo y debería dedicarse todo a los empobrecidos de Africa, Suramérica, la India, Bangladés, etc., así como a denunciar las causas y los causantes de los mismos.

1.-DOMINGO DE RAMOS: Manifestación a favor de Jesús

Jesús recibe un homenaje popular de gente que lo aclama, pero no de todos.

1.-Lo recibe de los pobres en quienes despertó la esperanza de una vida más digna.

2.-Lo recibe de los muchos enfermos a quienes devolvió la salud.

3.-Lo recibe de los muchos hambrientos a quienes dio de comer.

4.-Lo recibe de las mujeres más marginadas y despreciadas a quienes devolvió autoestima, dignidad y sentido de la vida.

5.-Lo recibe de quienes tenían hambre y sed de justicia, que fueron capaces de dejarlo todo para seguirlo.

6.-Lo recibe de los niños que se sienten atraídos por El porque los defendía, los bendecía y abrazaba.

Pero a este homenaje se oponían furiosos todos aquellos a los que Jesús había denunciado: los fariseos, los sumos sacerdotes, los escribas y los letrados. Eran todos aquellos que vivían a costa de los demás, que se atreven a decirle a Jesús: “mándales callar”. Todos estos fueron los que lo llevaron a ser condenado a muerte de cruz, la más dolorosa y cruel de aquellos tiempos.

¿A quiénes debemos denunciar hoy? ¿Quiénes son los que hoy rechazan a Jesús? ¿Quiénes son y dónde están?:

1.-Los grandes Bancos y Banqueros con sus Multinacionales, explotadoras del Hombre y la Madre-Tierra.

2.-Los paraísos fiscales, que solo son para los ricos, donde guardan el dinero robado a los pobres.

3.-Los que gestionan sus dineros a través de las SICAV en España, que solo tributan al 1 %. y acumulan 31.000 millones de €.

4-Los parlamentarios que aprueban leyes injustas a favor de si mismos y de los de arriba con grave detrimento para los de abajo.

5.-Los políticos que lejos de concebirla como servicio al pueblo, buscan en ella una profesión para vivir.

6.-Los ricos de los países ricos que son ricos a costa de los pobres, porque ninguna riqueza es inocente.

7.-Los ricos de los países pobres, como pasa con algunos gobernantes africanos, inmensamente ricos en medio de millones de pobres:

-Eduardo Dos Santos, Angola: 20.000 millones de $, y su hija Isabelita 3400 millones de $. IDH de 0,533, muy bajo.

Mahamed VI, Marruecos: 2800 millones de $. IDH 0,630 notablemente bajo.

-Bongo Ondimba, Gabón: 2000 millones de $. 0,IDH 684 notablemente bajo.

-Teodoro Obiang , Guinea Ecuatorial: 600 millones de $. IDH 0,591 muy bajo.

8.-Los propios países ricos que lo somos a costa de explotar las tierras y las materias primas de los países pobres, pues la riqueza de los ricos es la miseria de los pobres.

9.-Los gobiernos corruptos de los países pobres que, confabulados y corrompidos por las Multinacionales corruptoras, les quitan las tierras a sus propios campesinos, obligándolos a huir de ellas o emigrar, incluso apoyadas por los ejércitos, la policía o los sicarios de los países pobres. En los últimos años han pasado a manos de las multinacionales más de 227 millones de hectáreas, principalmente en Africa y Suramérica, solo en fincas mayores de 1000 hectáreas, con el agravante de ser dedicadas a monocultivos, con el consiguiente daño grave también para el medioambiente. Los africanos viven cada vez más en un continente propiedad de Europeos, Chinos, Japoneses, y norteamericanos, mediante el soborno de gobiernos y políticos africanos.

10.-Los jueces que a veces suavizan al máximo las sentencias para los de arriba y las endurecen sin contemplaciones para los de abajo.

11.-Los Cardenales, Obispos y asimilados, que siempre los vemos en procesiones pero nunca con el pueblo en manifestaciones en la calle contra los desahucios, los paraísos fiscales, los empresarios y políticos corruptos, la privatización de lo público, los recortes en sanidad y los servicios sociales, el fraude fiscal, los salarios de pobreza, la defensa de los inmigrantes, la violencia de género, los ataques cada vez más masivos al medioambiente, los gastos sanguinarios militares y el nefando comercio mundial de armas, el espolio de las materias primas de los países pobres, la desigualdad cada vez más grande entre ricos y pobres, el comercio criminal de la droga, la trata infame de seres humanos, etc. Jesucristo optó preferencialmente por los más pobres e indefensos. Sin conciencia crítica ante la realidad concreta de cada situación histórica, es imposible una fe adulta y madura coherente con el Evangelio: la fe de esos señores ¿es coherente con el Evangelio?

Suelen decir que no entran en política y que son neutrales, pero en esta campaña que está empezando el Arzobispo de Oviedo autoriza a Vox a presentar su campaña delante de la Santina de Covadonga, “una formación política ultraconservadora, y que ya ha manifestado, en varias ocasiones, su desacuerdo con la pastoral del Papa Francisco en lo tocante a la acogida, los inmigrantes o la defensa de valores compartidos” (Ver Religión Digital 11/04/2019). 

El mensaje de Jesucristo: Hay un hecho muy importante en el mensaje y en las palabras de Jesús que los Evangelios destacan sobremanera: la sensibilidad y el compromiso extraordinario de Jesús ante los sufrimientos, el dolor, el desamparo y necesidades de los demás, y muy especialmente si estos son pobres e indefensos, hasta el punto de haber sentenciado: “dichosos los perseguidos por causa de la justicia, dichosos los que tienen hambre y sed de justicia”.

Esta es la tarea más importante a la que debería dedicarse toda la Iglesia, no con asistencialismo sedante a los empobrecidos, sino con compromiso liberador y transformador de tal manera que no haya ni opresores, ni oprimidos, ni ricos ni pobres, ni empobrecedores ni empobrecidos, ni amos ni esclavos, ni verdugos ni víctimas, para que se acaben de una vez los infiernos de este mundo, y “haya vida y vida en abundancia para todos, pues para esto yo he venido”, dice Jesús.

Un cordial abrazo a tod@s.-Faustino

faustino.vilabrille@gmail.com

faustino@faustinovilabrille.es

Ver más abajo

Religiondigital.org (11-04-219)

El arzobispo de Oviedo permite que Vox arranque su campaña en la Santina de Covadonga

Santiago Abascal rezará ante la tumba de don Pelayo antes de comenzar su ‘Reconquista’

Instrumentalizar la imagen

El primer acto de campaña electoral de Vox ha sido permitido por el Arzobispado de Oviedo, responsable del santuario de Covadonga y de la cueva de la Santina. Una decisión que ha sido criticada por algunos sectores al considerar que rompe con la necesaria neutralidad de la Iglesia en campaña electoral, y que permite instrumentalizar la imagen de la patrona de Asturias para una formación política ultraconservadora, y que ya ha manifestado, en varias ocasiones, su desacuerdo con la pastoral del Papa Francisco en lo tocante a la acogida, los inmigrantes o la defensa de valores compartidos.

Cuestionado por la cadena Ser, el abad de Covadonga, Adolfo Mariño, apuntó que no podrá impedimento al acto de Vox, aunque rechazó el uso de la imagen de forma política. “Covadonga no es nada más que para venir a rezar, para coger fuerzas para el camino, y para implorar ayuda y protección y no para otros fines, ni políticos ni de otras realidades que puedan utilizar, no al santuario sino a la propia Santina; pero serán recibidos, como hacemos con todo el mundo. Bien recibidos, como hacemos siempre”, declaró.

La hora “Julian Assange” para descolonizarnos de EEUU Andrés Marí

 

La hora “Julian Assange” para descolonizarnos de EEUU
Andrés Marí
Castigar a Prometeo por habernos dado el fuego de la verdad, que es lo que algunos
gobiernos, que dicen representar a sus pueblos, hacen con Julian Assange es una
maldición a nuestra supervivencia. Si aquel que nos dio las revelaciones de Wikileaks
es torturado como el Titán griego y los pueblos del mundo no se levantan para
defenderlo, el fuego se convertirá en cenizas.
Cuba lleva más de 60 años resistiendo a que EEUU, con sus infinitas agresiones, no
la ponga en las tinieblas. Pero muchos en el mundo no se enteran. Tampoco bastó
para que se enterasen cuando Bush autorizó la tortura en Guantánamo. Y no importa
que un monigote como Trump sea hoy el gran jefe y esté haciendo retroceder tantos
pasos en acuerdos mundiales que ya considerábamos casi palpables.
Nada parece bastar para que todos veamos la paranoica ‘libertad’ y la ‘esquizofrenia’
democrática de EEUU con sus despachos en Washington, sus franquicias en Europa e
Israel, más la servidumbre restante. Así provocaron el genocidio en Ruanda hace 25
años; 20, el bombardeo de Yugoslavia; 18, la guerra en Afganistán; 16, la invasión de
Irak; 8, la ‘primavera’ libia y el inicio de la destrucción de Siria y Yemen. Y en un
segundo ya centenario siguen tanteando otra gran guerra. Como a veces permite que
las franquicias jueguen libremente en sus estancos, ellas aceptan meterse en el
perverso ritual donde se demoniza a Rusia, China, Palestina, el Kurdistán, la
R.A,Saharaui, Corea del Norte, Irán, Venezuela, Cuba y otros paisajes. Así, se
fortalece la brutalidad del poder y se convierte en un mero hazmerreír a la ley.
EEUU crea monstruos de fake news para maltratar también el lenguaje. Así, a pesar
de estar desacreditada en la lucha de los pueblos, la industria militar, sobre todo la
nuclear, hace de la carrera armamentística la divina esencia para la independencia de
un país e igual para la desaparición de todos. Nos mataremos en un imbécil
espectáculo si no nos descolonizamos de EEUU. ¡La tristeza apagará a la humanidad!